viernes, 23 de diciembre de 2016

Y creía era amor ...








“De la mujer que me enamoré realmente, era de aquella , la que me estafó.”

Se enamoró perdidamente, era muy joven. Trabajaba muchas horas y ella lo esperaba en la casa. Un día , le pidió que fuera a un Banco, por un trámite simple . . . y fue encarcelado, preso.

Salió rápido, el engaño comprobado y la buena conducta lo hicieron posible.

A la salida, no tenía nada, ni casa, ni muebles, ni dinero, ni sueños, ni esperanza.

Y eso, lo interpretó como amor.
Es la experiencia primera del amor o lo que creía que era.
En su casa de origen, en su familia era así . . .

Amor - estafa.
Amor – violencia.
Amor – doble mensaje.
Amor- sufrimiento.

¿Y ahora?

Ahora se protege de la mujer que es su amor, por lo menos en lo que cree que es posible ... así son infelices ambos.



www.evelynjeanette.com Estrategias emocionales de éxito

miércoles, 21 de diciembre de 2016

La guerrera sin escudo II

Antonio cree que sabe bien quien es, se deja seducir por la moda del momento, ve lo externo,  opina de lo que no sabe y tampoco investiga, se enoja, grita, discute. Aún no maltrata físicamente a su novia.

Ella un día, sin previo aviso, le dice que se terminó.
Él se va dando un portazo.
- ¿Quien se habrá creído ésa que es?, se pregunta.
A los días, el hermano menor de Antonio llama a la novia.
Antonio está en cama, enfermo, amenazando matarse . . .  

Ella acude, se arregla de la mejor manera, para darse ánimos. Quiere mantenerse en su decisión, no quiere volver, solo convencerlo de que se reponga.Él llora, suplica, promete . . . y ella cede sin ganas, poco convencida, aunque algo la divide en su interior, pues necesita creer que es importante para alguien.

Cuando enfrenta a sus familiares y amigos, siente vergüenza al comunicar que decidió volver.

En dos meses conviven. Y todo va como podía esperarse. Antonio dicta las normas y su pareja acata algunas, otras son tema de discusiones, llantos y amenazas. Cada vez están más aislados, nadie los visita. Ella ha perdido a sus amigos en medio de tantas escenas y casi siempre rechaza las invitaciones con excusas que nadie cree. Él ahora sale y toma clases de teatro,  ella lo impulsó a hacerlo, así tiene esas horas para si misma, en silencio. Y de paso sueña que ella tendrá iguales oportunidades.
Antonio continuó con su trabajo habitual, y ella cambió a otro más exigente en  cuanto a cargo y horario . Además se hace cargo de la casa en uno de sus días libres, y ese es su espacio de paz, mientras él mira televisión o sale a hacer deporte. No se reparten las tareas, pues allí hay alguien a quien servir, admirar y contemplar.



Ante el último escándalo, ahora a solas, ella decide dejarlo. Pues en un momento de lucidez, supo que será capaz de cualquier cosa con tal de liberarse.Y otra vez equivoca los pasos a seguir.
Le avisa, lo habla, intenta convencerlo. Y otra vez lo mismo, el llanto, las suplicas, las promesas . . .  ella esta vez aplaza la partida en días. Porque no quiere irse y dejarlo tan mal, porque le da lástima, porque lo cree enfermo. . .

Por fin Antonio parece calmado, como si hubiera aceptado la decisión. Ya no hace escenas, y hoy la esperó con algo para cenar. Ella llegó como siempre, tarde y muy cansada. Se alegra,  por su cambio, y se lo dice, pues es la manera de marcharse en paz, sabiendo que él comprendió.

LO que no sabe es que ella nunca se marchará de allí. Al terminar la cena, comienza a sentirse mal, muy mal… sus ojos no enfocan bien…y solo oye la  voz de Antonio que le dice: “Si puedes ve hasta el consultorio médico más cercano, el veneno no tardará en hacer efecto.”

   

www.evelynjeanette.com

martes, 20 de diciembre de 2016

La guerrera sin escudo I

 Inicia una nueva pareja, comienza a ver a su hijo con regularidad. Su nueva compañera casi se lo exige, y él cumple, no siempre de buena gana. Le presta poca atención al deber de padre. Cuando por fin se acerca a su hijo es dictatorial, tiránico, autoritario ...

Esta nueva mujer es atractiva , y él se siente dividido, por un lado la belleza de ella le da notoriedad, por otro , es competencia. Y ahora está también su hijito, un niño pequeño , muy lindo y simpático. Los tres, conforman una buena tapa de revista.

A Antonio le ofrecen un trabajo nuevo, que aumentará su popularidad, le exigen tomar unas clases de actuación,  ya que desempeñará un papel en un corto publicitario. No tolera que le enseñen o le digan como hacerlo, pues esto le hace sentirse inferior. - ¡Cómo si no bastara su porte y belleza! , se dice a sí mismo.

Mientras, con altibajos, su relación amorosa continúa. Sus exigencias para con la novia van en aumento. Decide su vestimenta o hace una escena cuando ella ha escogido aquello que él no deseaba.  Siempre quiere se hagan las cosas como él las ve o cree que deben ser.

Para ella es una novedad lo que vivencia con Antonio. Al principio le pareció seguro, decidido, galante, hasta que se dio cuenta que era terco, dominante e inseguro. A pesar de ello, y para no sentirse una fracasada decidió darse una oportunidad. No tenía cabeza para pensar en la relación o para terminarla, pues sabía que él daría una dura batalla. Además, recientemente había conseguido un puesto de importancia, era lo que siempre había deseado, y no quería fallarse.
Por ello, deja que Antonio, decida y haga , sin demasiada oposición, pues no tiene energía para pelear. Se engaña pensando que cuando esté más distendida podrán hablarlo y llegarán a un acuerdo.

Cada día Antonio está peor. Es imposible convencerlo de algo, y se torna difícil de que  entienda otras razones o puntos de vista. Nunca se da por vencido con ella,  la llama al trabajo, a la casa de los padres, al móvil. La espera , vuelve a llamarla y  le hace una conferencia telefónica, en la que nunca se ponen de acuerdo. Ella, que trabaja muchas horas, y está cansada, termina diciendo que sí a casi cualquier cosa. Luego, ocurre lo esperable, como no estaba convencida y casi no lo ha escuchado, no hará lo que él quiere. Y allí sí , tendrá lugar una escena ,  aún en medio de la calle, en su lugar de trabajo o ante los vecinos o parientes. Con gritos , con insultos. Con desprestigio y desvalorización.

Con el tiempo, salen solos o no lo hacen. Pues de muchas reuniones han  terminado marchándose intempestivamente, ante los cambios de humor de Antonio. En otras oportunidades, es ella la que prefiere marcharse, por vergüenza, como cuando opinó de arte en la reunión de especialistas. Antonio se desubica cada vez que cree que no es tenido en cuenta, cuando deja de ser centro, cuando no es atendido tanto como desea. Entonces se enoja y lo hace saber.



Continúa.

www.evelynjeanette.com





lunes, 19 de diciembre de 2016

La guerrera sin escudo

 Antonio no toleraba una frustración. Es el mayor de tres hermanos, pero por alguna razón había tenido la corona de rey por mucho tiempo. A pesar del nacimiento de sus hermanos, y de que ya no era el hijo único, lo hacían sentirse un rey.

Todas las personas les dicen a sus papás que era muy bonito, y sí , así era.No es simpático. Manifiesta abiertamente lo que no le agrada. De pequeño lo hacía con un berrinche y de grande con una escena, gritos y malos modos.

Crece, termina la escuela primaria y a duras penas el secundario. No es su problema la falta de capacidad, es la frustración, de no ser el mejor, de que no coincidan con sus ideas, que son las únicas correctas. Se frustra por todo , y por no ser elegido primero para tal o cual cosa.

Desea vestir bien, tener un buen auto, una buena televisión, el último celular y por ahora ,no sabe que más. Sí seguro quiere una pareja. Pero primero necesita ser admirado, contemplado, servido.

Por intermedio de su padre logra un puesto en un organismo. Cumple, va cada día. Realiza la tarea. Nunca nada más. Parece no tener aspiraciones. Pero lo que subyace es el miedo a fracasar.  A no ser lo suficientemente bueno y que eso no combine con su saco de marca, y su corte de cabello y su perfume …y sus aires de señor.

Como desea ser visto y admirado, comienza la carrera de modelo, y no la termina, pues le parece que sus docente nada tiene que aportarle. En una ciudad pequeña donde vive, posee algunas oportunidades, y no da ningún otro paso. ¿ Las razones ? El miedo a ser rechazado, a competir, a ser descalificado ... en su interior, sabe que eso no lo toleraría.

Lo externo para él es lo más importante, tanto que se olvida de los modales. Luce como una fotografía  de revista, y en contrapartida se comporta con estallidos de ira, modos bruscos, que se parecen más a los de un niño o una persona sin completar que al modo del hombre que desea aparentar.

Con el tiempo, cerca de sus 25 años, se enamora o eso cree. Entabla una relación con una joven, que queda embarazada a los pocos meses. Rápidamente pasa a vivir en la casa de ella, junto a sus padres.Esa nueva realidad lo seduce. Pues posee dos mujeres que le admiran y le contemplan sus caprichos y un hombre mayor (su suegro), para quien viene a ocupar el sitio de ese hijo varón que nunca llegó a tener.



Nace su niño y el idilio se termina. Se siente dejado de lado, no escogido, no preferido, y eso lo separa. Se vuelve con sus padres. Siente que su hijo ha roto su estabilidad, por ello en esos primeros años lo ve poco.  Y le queda lo de siempre, lo de afuera, lo bello, lo que causa admiración...

Continuará.
www.evelynjeanette.com

domingo, 18 de diciembre de 2016

Entrevista con el vampiro III

   La nueva en mi casa era la división. Mi esposo enojado conmigo o por lo menos sin entender mi actitud y mis hijos reclamando las salidas y regalos de Rita.

  Traté de mantenerme en mi postura, sabiendo que lo que sentía era cierto, pero la culpa y los reclamos comenzaron a hacer mella en mi. Habían vuelto los dolores de cabeza, y a todo ello se sumaban los reclamos lastimeros de Rita, que se presentaba como una víctima de la vida y las circunstancias.

  Una noche, cuando mi espalda comenzó a molestar nuevamente, decidí recurrir al terapeuta, que me habían recomendado. Allí me di por enterada que todavía tenía una batalla por lidiar.

  Me vestí con mis mejores galas, a las que añadí todo lo que sé que poseo y he guardado hasta hoy en el fondo de un baúl. Apareció mi estima un poco ajada por el peso de la ropa que usé cuando estuve embarazada. La estiré y planché y lució como antes!
El coraje estaba preso en una jaula en desuso, por ello tuve que destruirla , a fin de poder vestirlo nuevamente.

  Busqué en el fondo del baúl las botas, esas que pisan firme y saben llevarme a donde deseo ir. Y así, pronta, me contemplé en el espejo. Con sorpresa y  orgullo, vi que era la imagen de una  mujer guerrera, que mucho se me parecía...supe que mi poder estaba de nuevo en mi, y que nada ni nadie podría quitármelo.



www.evelynjeanette.com   estrategias emocionales de éxito.

sábado, 17 de diciembre de 2016

Entrevista con el vampiro II

  Rita cada vez lucía más joven y vital, en contrapartida, yo me sentía cada vez peor. Y perdiendo de alguna manera a mi familia.

  Estaban llegando nuestras vacaciones.Para nosotros era el momento de encuentro sin las presiones laborales. Yo sentía que no podía enfrentar siquiera el período de licencia, pues me sentía agotada, vieja, desgastada...y lo peor no encontraba una causa. 

  Las visitas de Rita se habían espaciado en el tiempo y yo me sentía mejor, pero el dolor de mi espalda continuaba allí. Por esos días , un compañero de trabajo me presentó a alguien que me recetó una fórmula que contenía una rara flor para mi (Garlic). Me quedé sorprendida,pues luego de unos pocos días comencé a recuperarme.
Me sentí segura de mi misma y de lo que sentía. Así fue que un día cuando Rita llamó no la atendí, me dejó un  mensaje telefónico diciendo que nos veríamos en casa en un rato . Tomé a mis hijos y nos fuimos a un parque lejano, cuestión de que no nos encontrara.

  Empecé  a sentirme plena otra vez, en una semana ya casi me había olvidado del tema de mi espalda y los dolores de cabeza habían desaparecido. 

  Un día al volver de  mi trabajo, mi esposo ya estaba en casa. Me pareció raro. Quería hablar de Rita. Había ido a verlo a su  trabajo, estaba muy angustiada, pues había creído encontrar una familia y de pronto yo, le había cerrado las puertas. Se mostró débil , triste y muy apesadumbrada. Dejó entrever que no se sentía bien, y que a sus años no era raro tuviera alguna nana, por ello desde allí se iba al médico...

Continuará.

www.evelynjeanette.com


  

jueves, 15 de diciembre de 2016

Entrevista con el vampiro I

 Así continué debatiéndome entre el sentimiento de culpa,  la rabia de sus comentarios y su conducta de  auxilio ante mi malestar físico, mis hijos, etc. Cuánto más pensaba, más me confundía. Aún no había comprendido que el pensamiento lleva a la duda y que el sentir es lo auténtico y cierto.

  La relación se mantenía incambiada, con sus visitas, los paseos, las meriendas o cenas. Siempre en casa. Empecé a desconfiar de que no conocíamos nada de ella, ni de su familia, ni su dirección exacta, solo un número de teléfono celular. Mi esposo decía que era una persona reservada, a mí no terminaba de caerme.

 Un día le pedí ir a su casa, pues necesitaba saber donde vivía, cómo y con quien. Ella se ofuscó y con evasivas me dejó en medio del shooping donde nos habíamos encontrado. Pensé que había ido al baño, pero ese día no regresó. Me sentí aliviada y creí que quizá ya no volvería más. Pero estaba errada una vez más. Sí apareció por casa, cuando yo no estaba, y dejó regalos para todos.

  A mi me había comprado un vestido , de esos que sabía que yo odiaba,y que me ceñía por demás. Mi esposo, otra vez me hizo notar sus buenas intenciones, y que yo estaba muy desconforme últimamente.

  Por esos días me dolía la cabeza a diario y una molestia en la mitad de mi espalda se estaba haciendo insufrible (escápula). Ya evitaba reunirme fuera de casa, y solo aguantaba la presencia de Rita los días martes. Yo quedaba destruida, cansada y con mucho sueño. Me resistía a que quedara sola con mi familia, pero las piernas no me sostenían. Terminaba teniendo que recostarme  mientras ella, "abnegadamente", servía la cena. 

  Continuará.
                       www.evelynjeanette.com


               

Entrevista con el vampiro

 Estaba sola en una conferencia, hasta que Rita se acercó. Era una señora cuya edad oscilaba entre los 60 y 70 años. Lucía muy bien, era simpática y enseguida optamos por tomar un café juntas. Su historia de vida no solo era interesante, sino también muy divertida. A partir de ese primer encuentro comenzamos a compartir charlas telefónicas y algunas meriendas. 

 Era tan entretenida, que casi estaba esperando tener una tarde libre para compartirla con ella. Todo se fue dando en forma muy casual, la invité a casa y le presenté a mi familia.

 Las visitas fueron cada vez más frecuentes, hasta que fueron norma: todos los martes. Les contaba cuentos a los chicos, y pasábamos muy bien. Pronto empezó a llevarlos de paseo, parecía la abuela que nunca habían tenido. Y allí comenzó a suceder algo raro. Ya no me sentía cómoda en su presencia. En algunas oportunidades, cuando se marchaba, sentía un alivio enorme.  

 Empecé a darme cuenta  que mis hijos hablaban mucho de ella, y mi esposo comentaba cosas al pasar :"Me dice Rita....." 

  Si bien nuestra relación parecía la misma, noté que Rita hacía observaciones cuando estábamos con mi familia, sobre mi comida, mi capacidad de comunicación, mi vestimenta.... que dañaban mi estima. Sin embargo, los demás reían como si se tratara de una broma. Yo no lo sentía así.

  Comencé a sentirme enferma, me faltaba energía, y allí  mágicamente apareció Rita a brindarme sus cuidados. Ese día me sentí culpable por pensar mal acerca de ella.....

                                Continuará.


                                      www.evelynjeanette.com



miércoles, 14 de diciembre de 2016

Conoces a Marisa ? Novia Fugitiva


    Marisa llegó a mi consultorio un día cualquiera.
Es una mujer alta, simpática y muy agradable. No pasaría desapercibida en ninguna parte, pues es muy atractiva.
Además de su trabajo, participa en actividades sociales recreativas. Se siente cómoda con sus elecciones.

  Nunca me hubiera imaginado que Marisa venía a plantear el tema de su soledad afectiva ( falta de pareja).

  Se había casado muy joven, y en el transcurso de ese primer año de matrimonio  quedó embarazada. Cuando su hijito estaba por nacer, se enteró de que su esposo poseía una amante. 

  Defraudada, deprimida y angustiada, supo poner fin a ese matrimonio y dedicarse de lleno a su hijo. 

  El tiempo pasó, cambio de casa, de trabajo, de actividades. se convirtió en la mujer que hoy es, pero sola.  ¿Cómo nadie veía a esta bonita mujer? Más aún cuando su vida social es muy activa... más allá de ello, sería imposible no visualizarla, pues se viste y arregla en forma agradable y llamativa. 

   Marisa juega sus propios partidos, no pide auxilio a nadie. Da sus batallas con maña y esfuerzo. Y esto,  más su  figura, su arreglo y postura, parece que aleja a posibles candidatos.

  Los que no se sienten a su altura, ni se animan a acercarse.
  Los rescatadores de damas en apuros tampoco, porque ella no pide ayuda.
  Los que no poseen su autoestima sana, huyen , porque se sienten opacados.
   

  
  Trabajo un tiempo con Marisa, y con un floral maravilloso, y comienzan a aparecer posibles compañeros de vida. Muy contentas ambas con los logros, vamos por más. Y es aquí que la piel de Marisa comienza a resentirse. Aparece este  síntoma desde las profundidades, evidenciando  su miedo al contacto y la desconfianza en las relaciones amorosas.

  Se suceden varios intentos afectivos, que no culminan en forma positiva, pues aparecen situaciones que la dañan y/o agreden . Y  allí podemos captar que Marisa es permisiva en la afectividad, no pudiendo distinguir cuando debe decir No. Lo cual la lleva a menguar su estima y poder personal. No puede mantener una relación de igualdad en ese plano.

  Decidimos trabajar estos temas, para cerrar la herida sufrida en su primera experiencia de pareja . Y también ponemos manos a intentar dejar atrás un patrón de desconfianza y sometimiento muy presente en su familia de origen ( todas las mujeres se han sometido y han sido maltratadas de alguna forma) . . .

  La reiteración de conductas que no son acordes al momento presente, así como la copia de los patrones que se han reiterado en las historias familiares, debieran ser trabajados, para tener una vida Plena.

                                       Te espero en la próxima historia.
                                        www.evelynjeanette.com